Antonio López Herreros

Autor y Jurista de Propiedad Intelectual

Archive for mayo, 2011

El jovencito Internet en busca del G8 perdido.

 

Si el pasado junio del 2010 la cumbre del G8 celebrada en Huntsville, ciudad de la provincia de Ontario en Canadá, bajo el tema oficial “liderazgo para el desarrollo, la paz y la seguridad”. Este año Francia estrenaba la primera edición del “e-G8” evento global donde, además de sus huéspedes habituales, los 7 restantes miembros del grupo, han tenido unos invitados de excepción: los representantes del éxito en Internet: Facebook, Google, Amazon, eBay, entre otros. Sirve esta nueva iniciativa de Sarkozy para ilustrar el G8 posterior y debatir entre otros temas de importancia global, el más joven de todos los conceptos: los efectos de Internet.

 

Internet que se ha calificado desde periódico, enciclopedia, guía de contenidos, hay que distinguirlo de los propios buscadores. Internet es el espacio donde todo fluye y “todo” permanece al contrario de lo que concluía Heráclito de Éfeso. Por eso no solamente vale que los gigantes de internet se lucren, no solo basta con que podamos comunicarnos pagando un módico precio. Internet es un almacén de contenido y también desde internet se debe financiar la creación no solo explotarla. En 1957 nacía este monstruito que no se ve ni se toca, lo máximo que nos acercamos a él es a través de unas teclas que ni existen o bien con unas ondas inalámbricas que no vemos, pero sin embargo nos hace sentir, nos acerca a la gente, ya no tememos a la soledad porque siempre hay alguien conectado al otro lado de la pantalla. Por eso, algo que hace sentir tanto al ser humano no lo es simplemente por pura ciencia o tecnología, es por puro sentimiento, por puras emociones, porque los humanos la llenamos de vida, a parte de haberla fabricado.

 

Por eso esta red de redes que lo está recibiendo todo gratis, por su novedad, porque a todo el mundo le ha costado entenderla, ya le toca hacer algo innovador en la cultura, porque comunicar información, personas y contenidos como la pólvora ya sabemos que lo hace, ahora queremos sacarle, todos, un rendimiento. Evidéntemente en el eG8 poco know-how se ha desvelado del futuro de internet puesto que está protegido por el secreto empresarial y la confidencialidad es la mejor forma de proteger un negocio de tales magnitudes. Pero ya que ha puesto patas arriba todo el sistema, hemos de ordenarlo todo, porque el ordenador solo no lo sabe hacer sin nuestra ayuda. Nosotros estamos vivos, tenemos referencia y tenemos cultura, algo que nos permite asociar ideas desde un punto de vista humano, emocional, sentimental, en definitiva, vivo, algo que en el espacio virtual no existe solo funciona como cuando encendemos un tubo fluorescente que permanece iluminando todo el día, que no es poco, pero no lo es todo.

 

Tarde o temprano la dicotomía analógica y digital se mezclaría y la mejor manera de resolverla iba a ser usarse mutuamente. Abrir los ojos y querer un mundo mejor que está ahí fuera, fuera de lo que conocemos, porque hay que construirlo como los jovencitos universitarios construyeron sus Facebook y sus Google y ahora asesoran al G8, porque han demostrado crear riqueza. Eso es algo que en España nos cuesta: crear y creer. De ahí que un sector de la juventud agitada por el san Benito de impotente y fracasada lucha por distinguirse del callejero, para expresar que, no todo está perdido en la generación perdida y más sabiendo la existencia de la ley de la atracción, leyes naturales no creadas por el hombre. Pero como las leyes creadas por el hombre o la mujer son el reflejo de las necesidades de una sociedad, ya estamos experimentando nuevos cambios como la controvertida Ley Sinde gemela de la Hadopi francesa que ha confundido los ánimos. Porque está claro que cuando no se respetan los derechos de autor hay que castigar con medidas mas severas, pero a su vez hay que educar y enseñar a respetar de una manera objetiva qué es la propiedad intelectual. Y como por analogía (método por el cual una norma jurídica se extiende a otros supuestos de hecho diferentes o nuevos basándose en la semejanza de los mismos) se puede entender la actual situación de los contenidos protegidos de internet, que está haciendo peligrar la propia creación. De ahí que sea responsabilidad de los gobiernos y de las industrias tal y como ha recordado Sarcozy.

 

P.I.:La contraseña, libro que tiene la misión de explicar la propiedad intelectual en un lenguaje sencillo para los jóvenes y todos los públicos, me ha permitido esta semana acudir a un programa de televisión nocturno para poder expresar y al menos dejar constancia que existen respuestas para las preguntas de la gente; Solo hay que querer escucharlas y que todos, como publico, como consumidores, consigamos hacer el ejercicio de análisis de conciencia y propósito de enmienda, que es básicamente lo que pretenden transmitir a los poderes públicos los participantes de las asambleas populares, surgidas a raíz de la “spanish revolution”. Ahora solo falta que el mensaje pueda llegar a los destinatarios. Los medios de comunicación han reaccionado con mayor rapidez que los poderes públicos y proliferan las noticias con informaciones mas concretas. Hasta Eduard Punset, un grande del liderazgo en el camino hacia la felicidad humana, se ha manifestado al respecto dando aliento al adn joven, “No paréis”, alentaba. Pues eso es lo que ha de hacer la juventud en su ruta de la prosperidad, lo mismo que le dice el perro al hueso: si tú eres duro, yo tengo tiempo.

 

Un ten con ten evidentemente con desproporción en sus fuerzas, eso marca la pista de que algo falla, y falla por las dos partes. El global y el local, la maquina y el humano, el poder y la novedad, la calle y las urnas, la anarquía y el respeto. La teoría de los contrarios que rige las leyes del universo. El secreto es conocer de primera mano, trabajar, amar los que haces, descubrir. También se puede ir a la biblioteca que es más creíble que la Wikipedia y abrir un libro y tocar esas palabras y saber lo que es la vida y la libertad que solo se entiende cuando estás en la soledad de tu mente, tu corazón, tu alma y tu, fíjate si estás acompañado. El Twitter siempre será un extra, un lujo, un eco de tu propia excitación de vivir y de quererla compartir con los demás, lo mismo que yo hago ahora mismo contigo, contar, escribir, enseñar de primera mano sin necesidad de copiar y pegar.

 

 

 

Antonio López Herreros

(Autor de P.I.: La contraseña)

 

#SpanishRevolution en el kilómetro 0.

 

Lo que parecía, para algunos, que iba a ser una reunión de cuatro gatos, perro flautas, anarquistas, friquis, cejas-desengañadas “and friendly”. Ha resultado cuajar como la mayonesa casera y la puerta del Sol se ha llenado de gente joven, curiosos, medios de comunicación internacionales y algún que otro rumano zíngaro en busca de algún helado o bocata. Pero no para hacer cola para adquirir el iPhone 5 en la futura Apple Tio Pepe Store, si no para reivindicar una Democracia Real Ya, un referéndum popular como Islandia. Una manifestación planificada a través de las redes sociales donde unas 20.000 personas expresan su rechazo a los 5.000.000 de parados que ya tiene España. Como si de una feria medieval se tratase, los diferentes stands cubiertos por lonas a modo de toldos para protegerse de las tormentas vespertinas, aglutinan a sus seguidores y colaboradores, donde se entablan relaciones, se leen manifiestos, se hacen las recogidas de firmas para las reivindicaciones y se hacen muchas fotos, aunque se pide cordialmente que no saquen caras.

 

Esta manifestación pacífica comenzó con una manifestación el pasado 15 de Mayo y sus protagonistas, decepcionados por la poca afluencia, empezaron a quejarse de la poca repercusión mediática que tendría esta lucha ciudadana. Desde entonces se decidió hacer un asentamiento en la Puerta del Sol, a pesar de que la junta electoral estuviera en contra. Pero de momento parece ser simplemente una lucha dialéctica sin más arma que la palabra, al mas puro estilo del caballero N.2..1. Pero lo que ha llamado la atención y ha dado credibilidad a la tenacidad de estos sectores juveniles es que va in crescendo día a día. Sumando apoyos incondicionales como el de Eva Hache, que alientan a que otras ciudades Españolas no desistan y continúen con las acampadas ciudadanas hasta el día de las elecciones municipales y autonómicas el próximo 22 de mayo.

 

La queja más común que se predica en la acampada de sol es contra el sistema electoral de escaños. Sea como fuere la democracia se ha convertido en un bipartidismo en el que unos llenan las arcas y otros se las gastan. Aunque parece que tras las pantallas estuvieran de acuerdo en haberse repartido así, el modus operandi de la economía y política nacional. La protesta es contra los políticos y su mala gestión principalmente y evidentemente quieren que los medios de comunicación libres difundan este petitum. Pero lo que ha confundido al resto de españoles, quizá no tan jóvenes y con otras preocupaciones más particulares es que han lanzado varios mensajes que han hecho que se distorsione el objetivo principal: que no se ejerza el derecho al voto.

 

Este movimiento #nolesvotes y #democraciarealya, según algunas fuentes ofrecidas en el foro de todocoches vía Twitter, vienen englobando a los socialistas decepcionados por la política de Zapatero ya que son los propietarios de los dominios de internet que están sirviendo de plataforma para armar esta revolución urbana 2.0 de cara a las elecciones municipales y autonómicas. Ante la negativa de que otra fuerza política de primera división tome el testigo, reclaman que se diversifique mas el voto para que los partidos políticos más pequeños, tengan también una representaron justa en sus escaños ante el congreso. Conclusión, estos jóvenes que no tienen trabajo, ni casa, ni dinero, están decepcionados de formar parte de ese 21 % de tasa de paro que asola España, la más alta de los países industrializados. De ahí que pidan cambios radicales para que ambos archiconocidos partidos grandes, capitalistas y corruptos, como los denominan, pierdan fuerza. Los manifestantes no se sienten representados por los partidos políticos y por eso van a permanecer en la puerta del sol, concentrados en sus asambleas hasta el próximo domingo. invitando a quien quiera compartir la jornada de reflexión en la “Plaza de la Sol-ución”.

 

Los jóvenes de las redes, ya no son links, son personas reales que lamentan la situación que se vive y sabiendo que PSOE va a perder las elecciones acusan a Zapatero del desastre nacional y quieren que proliferen manifestaciones en todo el país. A través de Facebook, esperan que los españoles por el mundo se manifiesten en sus embajadas. Según las agencias alemanas, via Facebook de nuevo, se han convocado concentraciones en Hamburgo, Leipzig, Düsseldorf, Londres, Paris, Roma y Dublín, todas ellas antes del domingo, día de votaciones municipales.

 

Ya parece quedar lejos, el origen tan confuso del #nolesvotes donde juntaban demasiadas alegaciones, desde la ley Sinde, que nada tiene que ver en estas elecciones, hasta el derecho de expresión, que nadie nunca ha puesto en duda, porque viene en el artículo 21 de la Constitución Española. Así, aquellos que consideraban una discriminación que se permitan las sentadas para ver a Justin Biever y no para quejarse de la situación actual en España, podrán estar tranquilos de que se les está escuchando.

 

El que resiste gana, dice el refrán. En todo caso, conmueve, pasar por la puerta del sol y ver como la gente que por desgracia tiene tiempo para hacer estas concentraciones, porque no tienen trabajo, tiene ideales y lucha, algo que sin duda será importante como referencia para los más adolescentes que están más carentes de valores.

 

El respeto, la evolución, y la prosperidad social y económica, esperemos que empiecen a “acampar” en cada uno de nuestros cerebros y sentido común para evitar llevar por mucho tiempo el titular que ya nos ha puesto Al-Jazzera: “La primavera árabe llegó a Europa”.

 

Post data: La cadena de televisión CNN Americana ha seleccionado mi reportaje especial en homenaje a la #SpanishEvolution para ilustrar sus noticieros.

 

 

Antonio López Herreros

(Autor de P.I.: La contraseña)

http://ireport.cnn.com/themes/custom/resources/cvplayer/ireport_embed.swf?player=embed&configPath=http://ireport.cnn.com&playlistId=610535&contentId=610535/0&

Cuando la Ley Sinde impide ver el bosque.

Estamos en el quinto mes del año en curso, en plena campaña electoral autonómica, con la crisis económica en todo su esplendor, con el susto de un terremoto en Lorca, a las puertas del cierre de fronteras del espacio Schengen, y aguantando los improperios de la gente que usa las redes sociales como recipiente de sus frustrantes vomitonas. Un panorama que refleja la inseguridad de un país que fue algo en su momento y que ahora, vive un estrés diario aunque con la esperanza de salir adelante y olvidar los problemas.

 

En medio de este panorama para matar, como ocurría en la secuela James Bond, se ha fijado el blanco en una Ley que parece ser la causante del malestar de un colectivo cuyo lema avala la abstención en las elecciones, cuyo único fin pareciera ser, que cunda la desesperanza y la negatividad como solución social a nuestro país. Puesto que España como nación no puede ingerir un súper lexatin para calmar los ánimos, hay que mantener la mente ocupada y por ende a sus ciudadanos.

 

La Ley Sinde se ha convertido en el árbol que impide ver el bosque, nada más importa, es el Zeigeist a la española, el agujero donde empiezan y acaban todos los problemas, el argumento de los opinadores online. Para todos aquellos que no la conocen, esta mini Ley (digo mini porque haría falta algo más potente, pero por algo hay que empezar) incluida en la Ley de Economía sostenible, creaba un órgano dependiente del Ministerio de Cultura, una Comisión de Propiedad Intelectual, que se encargaría de salvaguardar los derechos de propiedad intelectual en internet, mediante la aplicación de un procedimiento administrativo en el que se podría conseguir el cierre de las paginas webs que comparten enlaces a contenidos protegidos. De este modo, se procederían a retirar de la red aquellas paginas que usen como atractivo, de cara a los usuarios, contenidos gratuitos sin autorización por parte de los autores y titulares. Ya que, a su misma vez, dichas paginas son un nido de publicidad que evidentemente, están generando unos ingresos a los dueños de las mismas. No en todas, pero si en gran medida, aunque sea 0.01 céntimos por clic, ya hay un lucro. El argumento en contra de la Ley originalmente viene a decir que dar la potestad a una Comisión en vez de a un Juez, emule, perdón, emula o tiene como fin quitar del juego a estos órganos imparciales que parece ser que dictaminan a favor de los usuarios que consumen esos contenidos no legalmente distribuidos.

 

Todo profesional que se precie y haya acumulado más de 10.000 horas de experiencia en su disciplina, estará de acuerdo que un argumento tan naif, elevado a burla del sistema judicial, no hace más que resaltar que los Jueces no son unos especialistas en propiedad intelectual ni en nuevas tecnologías. Porque por muy independientes e imparciales que sean no pueden pasar por alto datos como lo ocurrido en el pasado 2010, que un 80% de los contenidos culturales consumidos en España fueron descargados a través de Internet sin que sus legítimos propietarios dieran el permiso correspondiente. El principio de legalidad se tambalea cuando vemos que bajo el prisma de que en España la legitima defensa se condena, que los sistemas sucesorios estén tan poco desarrollados pareciera como si hubiera una lonja de sentencias. ¡La del Tribunal Constitucional, la tenemos fresca!

 

España está bipolar, y lo primero que hay que hacer para salir de un problema es reconocerlo. Reconocer que el 43% del software instalado en España (unos 834 millones de Euros) es pirata, según relata Europa Press. Al parecer como medida de “ahorro”, dicen las empresas. ¿No querrán decir “morro”? Reconocer que las editoriales apuestan por manuales para desobedecer la Ley Sinde que encabezan sus textos recomendando actuar como delincuentes como señala el artículo del ABC. La buena noticia la trae La Vanguardia al hablar de creación de empleo tras la aprobación de una nueva Ley de la Ciencia que augura ser un atisbo de solución a la fuga de cerebros en España.

 

Desde los clásicos hasta las más recientes teorías basadas en la física cuántica hacen hincapié en que un pensamiento positivo tiene muchísima más fuerza que uno negativo. Ampliar horizontes o dar la espalda al problema. ¿Cuál es el objeto? En mi opinión, la mejor forma de afrontar los problemas es solucionarlos, que no hacerlos más grandes o subdividirlos. Pero entre que las industrias culturales han tenido miedo a Internet desde 1998 como si fuera el coco y los expertos no han empezado a transmitir la información técnica hasta hoy, tenemos un lío montado que ya va siendo hora de desembrollar.

 

Si los partidos políticos, son los encargados del gobierno, de ellos es la obligación de cuidar y mantener alejada la corrupción. Si de los ciudadanos es la misión de generar prosperidad económica y social, hemos de disciplinar nuestra productividad. Si de los opinadores es labor opinar, que al menos el árbol no les impida ver el bosque. Porque un opinador, es como un psicólogo, que te pone información por delante para hacerte reflexionar y ver muchos puntos de vista diferentes, para que te aclares y desde tu propia duda empieces a generar tu propia confianza. Pero eso sí, siempre que se haga, que tenga un mensaje positivo.

 

P.d.: Bereis algunas faltas de hortografia, disculparme, ej que todabía no lo e ponido en el Twitter 🙂

 

 

 

Antonio López Herreros

(Autor de P.I.: La contraseña)

 

La Picaresca Intelectual Española

 

Las redes sociales de internet nos hacen revivir nuestra tradición picaresca. Simbolizada por el pícaro de la novela de ese tal Anónimo (que lejos de ser un filósofo romano, es la manera de denominar en una obra literaria cuando no se conoce el nombre del autor), nuestro Lazarillo hoy en día probablemente usaría su astucia para conseguir algo que echarse al disco duro sin dar un palo al agua, haciendo honor a las reglas de la picaresca española heredadas, quizá, de cuando España fue el imperio donde no se ponía el sol y donde trabajar era una deshonra. Probablemente tendríamos que hacer unas constelaciones familiares a la nación para analizar de donde viene esa herencia genético-cultural que hoy en día sigue sin extinguirse y que nos hace ser ante el mundo tan divertidos como caraduras. ¿Será porque vivimos en la frontera? ¿Estamos en el límite del bien? ¿Somos unos chorizos? 

Toda novela picaresca responde a un patrón que la hace meritoria de tal denominación. El protagonista es un pícaro de clase baja, carente de familia honrosa y cercano a la delincuencia, de ahí que use el engaño y la estafa para conseguir sus objetivos. Saltándose a la torera las leyes de las personas que viven en una sociedad regida por la ética y la religión. Este tipo de historias de humor suelen ser autobiográficas, narradas en primera persona, como si el protagonista entonara el mea culpa y se confesara ante el público con intención de servir de ejemplo de lo que no hay que hacer. Hay un sentimiento de frustración o fracaso en la vida del pícaro ya que no consigue avanzar y ese pesimismo lo aleja cada vez más de la ideología moralizante que proponen las clases altas. En todo caso hay un sentido de critica satírica de la sociedad, presentándose el pícaro a sí mismo como la víctima de la hipocresía de los poderosos dueños a los que ha de servir. La realidad en su más cruda naturalidad siempre vence al idealismo o a los sueños futuros.

A pesar de que este estilo literario fue famoso en el siglo de Oro, ha pasado de ser un género de ficción a toda una realidad social en España, una forma de vida que practica y se vanagloria de ello. Quien no ha escuchado alguna vez: Si metes una moneda de 25 pesetas atada con un hilo en la cabina y luego tiras de ella, hablas gratis. ¿Sabes que tengo una tarjeta pirata para ver todos los canales de digital+?  y la más reciente: si te metes en internet puedes ver películas y descargarte música y videojuegos gratis. En todos estos ejemplos históricos hay un denominador común, la cuestión es contarle al amigo el descubrimiento de conseguir algo gratis, si puede ser saltándose las leyes y enorgullecerse por tal hazaña. Sí que es un poco como el oeste y los forajidos, quizá somos una mafia y no nos hemos dado cuenta, bueno, lo dejaremos en picaresca, que tiene más glamour.

La novedad y la diferencia con la picaresca del siglo XV entronca con lo paradójico de su crecimiento ya que hasta los que más tienen, los más caballeros, los ilustrados, también quieren mas, es más, cual Robin Hood, quieren regalar las propiedades de los demás, pero no a los pobres, sino a todo quisque. Perdonen ustedes pero a esto ya no se le puede llamar picaresca, esto es delincuencia encubierta en utopia. Es la verdadera crisis del ser humano actual, la carencia de valores éticos y morales. Conforme avanza la historia se van olvidando máximas clásicas que son las que sostuvieron los pilares de las más antiguas democracias y sentido de unión de seres civilizados. Hoy en día ya solo nos interesa ir deprisa y poner en duda las leyes y la propia jurisprudencia, o si no véase lo ocurrido con Bildu, que tras ser retirado de las elecciones por la Sala Especial del Supremo, esta misma noche el Constitucional le ha vuelto a dar luz verde. 

España, aquel estado de derecho que hace 35 años estrenaba las libertades, los derechos y las obligaciones, ha llegado a una juventud madura hecho unos zorros, como se dice vulgarmente, un país cuasi yonki, con problemas bipolares de comportamiento y que ha generado en su población un estrés constante y continuo de inestabilidad política, económica, social y sobre todo cultural. Sin duda una falta de educación en todos los sentidos domina el sentir diario, sin que a nadie se le ocurra empezar a mejorar la especie, al contrario, se están creando hombres primitivos virtuales, intransigentes 2.0. 

Arrastramos una picaresca que ha ascendido a la cima de los estratos sociales, así mientras unos se esfuerzan en progresar y en poner en practica formas de prosperidad, otros se quedan chupando del bote, aprovechándose de un defecto genético nacional.

Para neutralizar el mal sabor de boca que a todos nos causa el fracaso de nuestro país, entonaremos una literatura positiva y como dijo mi paisana María Isbert en su ultima entrevista televisiva “si no puedes hacer realidad tus ideales, haz ideales tus realidades. Hazlas bonitas” Sirva este gran mensaje de una gran creadora como lema para un nuevo genero literario que me acabo de inventar: “La Honraresca”.

 

 

  Antonio López Herreros

                                                                                                                   (Autor de P.I.: La contraseña)